Ares

La tragedia en el festival de Travis Scott fue un ‘ritual satánico’





8 de noviembre 2021 | Editorial

El pasado fin de semana se realizó en Houston, Texas, la tercera edición de Astro World, el festival anual de Travis Scott, que junto con otros artistas como Bad Bunny, SZA, Chief Keef, Young Thug, Master P y Lil Baby, reunieron a más de 50 mil personas.

La versión extra oficial indica que una ‘estampida humana’ le costó la vida a 8 personas y dejó decenas de heridos. Antes de la presentación de Travis, un cronómetro anunció que su espectáculo comenzaría en 30 minutos, lo que ocasionó que el público se precipitara hacia el escenario principal.

Usuarios en las redes sociales interpretaron la situación como un ‘ritual satánico’, pues tanto el escenario, como los carteles del evento y la ambientación del mismo, estaban llenos de simbología masónica. Destacó sobre todas las publicaciones, la de TVarius Richardson, la cual se compartió más de 250 mil veces en menos de 24 horas.

«Todos ustedes tienen los ojos bien cerrados, tienen la mierda enfrente y no la ven. El flyer estaba lleno de simbolismo oculto masón. Este fue un ritual satánico de recolección de energía, 8 personas murieron y 8 fueron las flamas en el escenario. Fíjate en la playera de Scott y en el mensaje: ‘Nos vemos en el otro lado’. Este negro seguía rapeando mientras observaba los cadáveres».

Posterior al concierto, Travis Scott publicó un comunicado en Twitter y un live en Instagram en el que expresaba sus condolencias para las familias de los fallecidos. A primeras horas del lunes, los familiares de los fallecidos interpusieron una demanda colectiva en contra de Travis Scott y Live Nation.

Si bien el rapero no es el culpable de la tragedia, su imagen se ha visto afectada. La responsabilidad recae sobre los organizadores del evento: Live Nation. Hasta el momento las autoridades no han dado una declaración oficial, se desconoce el motivo exacto de la lamentable muerte de estas personas.


 

 

Back to Top ↑
  • Playlist en Spotify

  • Síguenos en Facebook