Exclusiva: Knightowl ‘El Tecolote’ habla de Dyablo y una posible reconciliación





28 de mayo 2020 | Editorial RU

Como les adelantamos en una nota anterior, entrevistamos en exclusiva a Knightowl ‘El Tecolote’, rapero oriundo de Tijuana pero radicado en San Diego, California. Activo desde 1993, Knightowl es el rapero mexicano con mayor trayectoria, a lo largo de su carrera ha lanzado más de 100 discos, pues además de hacer música como solista, también produjo a otros artistas bajo su sello Sawed Off Records. Otra de las ‘medallas’ que puede colgarse este veterano, es que él es el único rapero latino que logró colaborar con 2Pac; también estuvo a punto de ser firmado por Ruthless Records de Eazy-E, pero con la muerte del de Compton, esto se vino abajo.

Uno de los temas más herméticos en el rap chicano es la competencia que existe entre Kightowl ‘El Tecolote’ y Dyablo ‘El Profeta’, quienes anteriormente eran compas y nunca tenían problemas, pero a raíz de los discos de «La Batalla» su enemistad alcanzó la fama internacional.

Por primera vez Knightowl habló de la situación y nos explicó cómo sucedieron las cosas: «Para empezar él no es de calle, no es de ningún barrio, al contrario, él era un monaguillo de la iglesia; le dicen Dyablo y se llama Jesús, que pinche ridiculez. El vato no es ni cholo ni pandillero, solo vio la oportunidad de hacer dinero con el rap gánster. Aquí en Califas no pegó porque no era real y nada más rapeaba en español, entonces se fue para México porque aquí nadie le creía».

Entrando de lleno al meollo del asunto, ‘El Tecolote’ declaró que no se trató de un problema personal, sino que ‘El Profeta’ no fue derecho en los negocios: «Agarró canciones que eran mías, de mi compañía, empezó a ofrecerle dinero a mis artistas, le ofreció dinero a Slush ‘The Villan’ para poder publicar las canciones; ‘El Villano’ también hizo mal porque esas canciones ya no le pertenecían. Eso fue pisarme los pies y naturalmente me agüité».

También nos relató que en una ocasión los pedos subieron de nivel cuando ‘El Profeta’ fue a su casa para reventarle los cristales del auto, pero en ese momento no había nadie en casa. A la semana siguiente, ‘El Tecolote’ fue a verlo pero él nunca salió, así que le quebró todas las ventanas del cantón. Knightowl nos dijo que si Dyablo empezó a hablar mal de él no fue porque tuviera huevos, sino porque él se enfermó de diabetes y estuvo internado durante casi ocho meses en el hospital; «Me puse muy mal, me estaba muriendo», nos comentó el de Tijuana.

Para dejar en claro que su contrincante no es violento, Knightowl remató con una anécdota: «En otra ocasión lo picotearon en el abdomen y en las manos, le dije que si sabía quién fue que me dijera para que vayamos y lo quebráramos a la verga, pero el vato nunca quiso ir, tenía miedo».

Como Dyablo estaba sacando música que no le pertenecía, Knightowl contraatacó publicando los discos de “La Batalla”, en los que agarró las a capelas de Dyablo y Mr. Shadow para ponerles música nueva y dar la sensación de que se estaban tirando. «Fue una cosa genial, eso fue parte de lo que los hizo crecer, esos discos los hicieron bien famosos pero el que los creó fui yo», recordó.

Después de que pasó la parte más difícil de esta guerra lirical, Knightowl y Dyablo se encontraron en dos ocasiones, en las que según ‘El Tecolote’, el otro fue quien se le acercó a saludarlo diciéndole: «Hola señor, ¿cómo está?», a lo que él respondió: «Órale, simón, que te vaya bien». No hubo problemas a pesar de que Dyablo iba con otro vato y Knightowl estaba solo.

«Él sabe que si me falta al respeto voy a su cantón y lo saco de su casa; una persona sabe cuando puede y cuando no. He hecho muchos jales, sigo siendo de ganga, pero ahora estoy más grande y no me ando con las mismas pendejadas de cuando era chamaco. Ahora soy más peligroso que antes, porque antes hacia las cosas a lo pendejo, pero ahora todo lo planeo y lo hago en grande, para que valga la pena por si me agarra la policía».

Antes de que le preguntáramos si existen posibilidades de alguna reconciliación, el mismo Knightowl nos confesó: «No tengo nada contra él, no soy rencoroso, siempre he sido un vato firme. Me vale verga si no le gusta la entrevista, pero si el vato me habla en buena onda, si me dice que hay que dejarnos de mamadas y ponernos a trabajar, pues simón, podemos hacer una rola».

En resumen eso fue lo que pasó, no existiría ningún problema si Dyablo nunca hubiera trabajado sin permiso con la gente de Knightowl. Para despedir la entrevista, ‘El Tecolote’ invitó a la raza mexicana para unirse y crecer juntos: «Si dejamos esa pinche envidia podemos llegar muy lejos».


 

 

Back to Top ↑
  • Ritmo Urbano Radio

  • Síguenos en Facebook