Conoce a la familia de Mexicanos Chingándole Cabrón



MexasCHC


Por Ritmo Urbano | 18 de febrero 2019

Hace más de veinte años, muchos apenas éramos niños o ni siquiera habían nacido. Pero desde entonces, se empezaba a formar esto que llamamos ‘cultura urbana’, la cual comprende un gran número de disciplinas que vieron sus inicios en las grandes ciudades de México. Es importante reconocer a quienes pusieron los cimientos de nuestro movimiento, durante muchos años la vieja escuela forjó el camino que siguen hoy en día las nuevas generaciones.

En la adolescencia, la mayoría de los jóvenes nos vemos seducidos por las pandillas, la camaradería y los códices de las clicas captan la atención que tal vez no tuvimos en casa; no por nada el rap gánster es de los géneros más populares. Pero cuando uno va creciendo aparecen las responsabilidades, llegan los hijos y se vuelve de vital importancia tener dinero para proveerle a la familia. Cuando maduras te das cuenta de que este tipo de vida no puede ser para siempre.

En Guadalajara –una de las ciudades más importantes del país– todos conocen a Tipex, líder de esta familia que inició como una pandilla, pero que poco a poco fue evolucionando, adaptándose a las necesidades de la sociedad, aportando su granito de arena para apoyar al barrio. En ese tiempo, una persona sin estudios no salía a trabajar, salía a chingarle; pero hoy la mayoría de las personas, aunque tengan una carrera profesional, también tienen que salir a chingarle.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Mexicanos Chingandole Cabron (@mexicanoschingandolecabron) el

Para Tipex la vida callejera se salió de control: la violencia y las riñas comenzaron a atraer problemas que le afectaron directamente; su hermano mayor ha pasado más de 10 años en prisiones federales de México y Estados Unidos. Con la intención de darle un giro a sus vidas y alejarse de las malas vibras, emprendieron este proyecto que buscaba monetizar el talento de la banda: pintores, tatuadores y músicos colaborarían entre sí para crear una marca de ropa.

En el 99 la pandilla de aquella esquina adoptó el nombre de Mexicanos Chingándole Cabrón o Mechica, en honor a la cultura prehispánica del centro de México. La organización tomó forma, con el paso del tiempo se fueron abriendo camino, haciendo negocios para conseguir la papa y poder apoyar a sus familias. Si eres de la calle tienes que chingarle, pero si eres un mexicano viviendo en el extranjero, entonces tienes que chingarle cabrón; esta idea surgió de Fonzy, reconocido tatuador mexa radicado en Los Ángeles, California.

Integrado por tatuadores, grafiteros, ilustradores, fotógrafos, deportistas, compositores, músicos, productores y demás artistas urbanos, Mexicanos Chingándole Cabrón es sin duda uno de los crews más representativos de la escena, entre sus integrantes destacan reconocidos exponentes como Morodo, Pato Machete, Tabernario, Héctor Guerra, Bial Hclap, El Pinche Poker, Satterugly o Peque, entre otros. Pero los miembros más importantes de la familia no son figuras públicas, son los maquiladores de las playeras, de los tenis, los diseñadores y los trabajadores; sin ellos no hay MCHC.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Mexicanos Chingandole Cabron (@mexicanoschingandolecabron) el

 

Cambiar de mentalidad siempre es el primer paso para realizar un verdadero cambio, eso estuvo claro desde el primer día en MCHC, donde tienen bien marcado el objetivo: trabajar duro, ayudar a la familia, mantenerse unidos y hacer las cosas bien. Como en todos los aspectos de la vida, la constancia es necesaria para lograr nuestros objetivos; si te caes, te levantas. Es increíble como una pequeña idea que surgió en el barrio logró convertirse en realidad, MCHC se ha consolidado como una empresa que provee el sustento necesario para varias familias mexicanas.

Entre los proyectos más progresistas de Mexicanos Chingándole Cabrón, se encuentra el de llevar a las escuelas de arte las disciplinas del tatuaje y el graffiti, actividades que en estos momentos son bien remuneradas si se tiene talento. Han recibido apoyo del Instituto Municipal de Atención a la Juventud y del Instituto Jalisciense de la Juventud, con quienes han desarrollado eventos, pero actualmente MCHC está uniendo fuerzas con el Gobierno y distintas universidades de Jalisco para incorporar estas disciplinas a la formación académica de los estudiantes arte.

A través del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes del Estado de Jalisco, planean entregar becas a fondo perdido para cientos de estudiantes que quieran aprender más sobre estas disciplinas urbanas. Este proyecto vanguardista contribuirá enormemente con el crecimiento de la cultura urbana, que cada día cuenta con mayor aceptación ante la sociedad. Si quieres conocer en persona a esta gran familia, no olvides visitar su tienda oficial ubicada en la avenida Juárez, número 813, de la colonia Americana en Guadalajara, Jalisco.


 

 

Back to Top ↑
  • Ritmo Urbano Magazine


  • Ritmo Urbano Radio

  • Síguenos en Facebook